Sunday, June 12, 2011




La ciudad está llena de personajes e historias que inyectan creatividad a tus días.

Al menos, es lo que me pasa a mi.

Lo encontré en el Conde Peatonal.

Vestido de charro mexicano y con cara dorada. Olvidé preguntarle el porqué,? pero no es eso lo que realmente importa.

Me sentí como Alicia en el País de las Maravillas, encontrando nuevos tesoros en cada esquina, y recordé un significativo post -con Gulliver como protagonista- que hace un tiempo colgué aquí.,

1 comment:

RoS said...

Qué chido que te encuentres charros mexicanos por allá.

:)