Thursday, April 09, 2009


La India es el segundo país más poblado del mundo, después de China, claro está (a estos, en cantidad nadie les gana). Seguro saben que es el séptimo país con más extensión territorial y que pertenece al importante G20, grupo conformado por los países más industrializados del planeta.

Sueño con visitar la India, su historia, su cultura, me parecen magníficas. Siento como que nunca dejaría de aprender sobre estas.

Su origen la sitúa en el año 325 a.C. Liderados por Alejandro Magno, los griegos penetraron a la región y la llamaron Indo, de ahí proviene el nombre del subcontinente.

Por ser centro de rutas comerciales, India ha sido el origen de algunas de las civilizaciones más antiguas. De la misma forma aquí nacen cuatro de las religiones más importantes: Hinduismo, budismo, jainismo y sijismo (todo terminado en ismo ¿lo ven?), además en India se congrega la tercera población musulmana más grande del mundo.

Hasta el 15 de agosto de 1947 India se consideró como una colonia inglesa. Una revolución pacífica liderada por Mohandas Karamchand Gandhi llevó los hindúes a independizarse.

Prathiba Patil fue elegida como la primera presidenta de la India el 21 de julio de 2007. Su elección ofrece una luz de esperanza a las mujeres de este país, las que por siglos se han visto maltratadas y humilladas por una cultura que no les ha dado su justo valor.

El arte de India es algo que me enamora profundamente. Refleja la diversidad étnica y cultural del país. Buscan con este reflejar el sentido religioso y el orden natural del universo, que para los hindúes representa algo sagrado.

De la literatura hindú son esenciales el Ramayana y el Mahábharata, epopeyas con siglos de antiguedad.

Delih es la capital, pero esta es tan sólo una de las tantas cosas que podríamos explorar allí. Si buscamos bonitos paisajes, cultura, arte, podremos encontrarlos con facilidad, son algo intrínseco.

Si comienzo a citar ciudades y las cosas bonitas que leo sobre ellas, no terminaré hoy. De esta forma me saltaré las reglas e imaginaré que después de todo el papeleo requerido, aterrizo en India como toda una reina.


Ya llegé ¿Lo ven? Sólo hace falta un poco de imaginación.


Daré un paseo sobre un elefante que se balanceaba, sí, que se balanceaba. Tiraré flores al viento para celebrar mi llegada.


Y respiraré ommmmmmmmmmmmmmmm... Y meditaré ommmmmmmmmmmmmmmmmm.


Luego compraré un bonito sarong. Lo más probable es que gasté todo mi dinero en este y luego tenga que llamar a la embajada dominicana (¿la hay en India?) para ver si me pueden enviar de regreso.


Después bailaré al compás de la noche. Todos me amarán, Aishwarya Rai y Freida Pinto se verán simples delante de mi...Como si fuera tan fácil.

Imaginación, definitivamente es lo que mueve al mundo.

2 comments:

marta said...

Es un pais interesante, pero algo que me desagrada de esa cultura es que tratan a las mujeres muy mal, sobre todo a las vuidas y ancianas.
De acuerdo a un documental que vi el lunes pasado, las marginan, basicamente se es una basura y ni los familiares las ayudan. Eso me desencanto mucho. Ellos quieren darselas de muy creyentes y si uno en verdad es bueno, no margina a nadie y menos a las mujeres que dan vida.

Diana en la ciudad said...

Eso me molesta mucho a mi también, el problemas es que la discriminación hacia las mujeres está muy arraigada en esta cultura, lo que hae mucho más difícil combatir el problema. Lo que no podremos negar es que este es un país fascinante, debes visitar India nates de partir al más allá ¿no crees?